Euxinos

Cerca de la historia

Laura Castro Royo

Darío I, el pilar de la dinastía aqueménida

Darío I (Dārayavush en persa), al que se apodó el Grande como a Ciro II, es un personaje clave para comprender el desarrollo de la historia de lo que ahora conocemos como la dinastía y el Imperio aqueménida. Porque sin la acción de Darío, las cosas hubieran tomado un curso bastante diferente. Esta figura, a caballo entre la leyenda y la historia, la mentira y la verdad, definió el futuro de toda una estirpe y construyó no solo un gobierno sólido, sino algo mucho más importante: el concepto de una identidad unificadora, que definiese lo que significaba ser persa. En este artículo vamos a conocer cómo lo hizo, y lo que significó para sus súbditos y sus descendientes.

Este contenido solo está disponible para suscriptores de Euxinos
Acceder Únete ahora

Las estrellas de los Ilkhanes. El observatorio astronómico de Marāgheh

La Edad Media es considerada por muchos como una época de atraso en el campo científico, refiriéndose a ella de forma equivocada como «la edad oscura». Sin embargo, este supuesto no podría estar más alejado de la realidad. En concreto, el mundo iranio medieval fue testigo de algunos de los avances científicos más relevantes del momento, y las élites y poderes reinantes eran conscientes de lo importante que era apoyar el conocimiento científico y la investigación. En este artículo vamos a viajar a la que es posiblemente la mayor institución científica del siglo xiii, el observatorio astronómico de Marāgheh, y a conocer en detalle su estructura, su sistema de trabajo y a las mentes detrás de él.

Ciro II, el primer aqueménida

Ciro (Kūrush en persa) II el Grande o el Mayor es una de las figuras de mayor importancia para la historia antigua de Irán. Considerado fundador de la dinastía Aqueménida, Ciro fue un rey parsuash o parsumash, de la provincia de Parsa en el suroeste de Irán. Del nombre de esta región derivan también el nombre de su imperio, Persia, y el topónimo. Aunque es importante destacar que este nombre es un exónimo utilizado por los griegos a partir de Ciro y su repercusión en la historia.

error: Content is protected !!